By 24 septiembre, 2018 Sin categoría Sin comentarios

El barco Burundanga se adueñó de la Zárate-San Isidro

La clásica, histórica y más convocante regata de Sudamérica  Zárate –San Isidro 2018 tuvo como absoluto ganador al Burundanga de Eduardo Andrés Parra (un Dangelo 24) en la segunda posición se ubicó el Lordphanton de Matías Sullivan, con un Plenamar 23, y la tercera posición de la general fue para el Maverick, de Román Martínez Allende, con un Mystic 280.

Un regata que nació allá por el 1994, cuando un par de navegantes aventureros, visionarios, con muchas ganas de pensar nuevos recorridos, se les ocurrió ir a la ciudad de Zárate para iniciar lo que es hoy la regata más emblemática para los amantes de la vela sudamericana.
En esta edición, número 24, debemos mencionar y recordar a quienes fueron y son sus fundadores: el Prefecto Mayor (R.E) Pedro Pascual Peralta, Mario Paludi del Azopardo, Nicolás Grinchak del Buchardo, Marcelino Pesado del Buchardo, Pedro Jochoian del YCSI, Jorge Dolberg del CVSI y Leopoldo Plantie del Azopardo.
Y siguiendo  con su historia, también debemos recordar la primera edición, con un total de 42 barcos insciptos, donde el ganador de la general fue el velero Omar Kahian, quien tuvo de timonel a Nicolás Grinchak. Más historia: el oficial de largada fue Alejandro García y el oficial de llegada Jorge Dolberg, ambos del CVSI.

La regata Zárate-San Isidro, que forma parte del calendario del Campeonato de Vela de la Provincia de Buenos Aires, en su actualidad es organizada por el Club de Veleros San Isidro y coorganizada por el Club Náutico Zárate con el apoyo de la Municipalidad de San Isidro, la Municipalidad de Zárate y de la Prefectura Naval Argentina.
Una característica muy pero muy especial de esta regata, es la fiesta previa a la largada de la misma. Una noche inolvidable que se vive y siente edición tras edición en el Gimnasio Jorge Giovagnoli, del Club Náutico Zárate.
En esta última edición, el sábado 15 de septiembre, con un gimnasio colmado de navegantes, se realizó una comida muy especial con empanadas caseras, sándwich de bondiola y un potentoso guiso de ternera, regado por el exquisito Vino Almahuar y la infaltable Coca-Cola. La disposición de las mesas de forma diferente a las anteriores, potencio la socialización de los competidores y el disfrute del posterior show de la banda “The Project Band”.

Al día siguiente (domingo 16 de septiembre) luego de una  noche con mucha lluvia, hasta horas tempranas de la madrugada, ya se preveía el muy poco viento para la flota. La largada fue prevista para las 8:30, pero por razones de tráfico fluvial debió postergarse por varios minutos.
Una vez que el tráfico fluvial cesó, la comisión de regata (CR) comenzó con el procedimiento de largada. Con vientos muy suaves y una fuerte corriente comenzó la serie A-B y así sucesivamente el resto de la flota. Poco a poco comenzaron a pasar debajo del emblemático Puente Zárate Brazo Largo rumbo a San Isidro.
Pero a lo largo de la misma el viento no levantaba su intensidad y esto a muchos competidores le complicó su estrategia de navegación. Por otro, el tráfico fluvial complicó un poco a la flota, al tener poco viento y falta de buena gobernabilidad de los mismos, esto hizo que la Prefectura Naval Argentina tuviera un rol muy importante en la prevención a lo largo de la bajada al Paraná de las Palmas, con respecto a la navegación de los barcos de gran porte que remontaban el mismo.

Las horas pasaban y la intensidad del viento no se hacía sentir en las velas: cada tripulación tuvo que explotar al máximo sus conocimientos para que su barco pueda obtener mayor velocidad. Debido a estas condiciones, la comisión de regata tomó la decisión de acortar la línea de llegada, y así de esta forma lograr que sean muchos más los barcos que crucen la misma.

Luego se una semana de espera, la noche del 22 de septiembre se realizó la premiación y agasajo a las tripulaciones en las instalaciones del Club de Veleros San Isidro.

Se contó con la presencia en representación del intendente de San Isidro Dr. Gustavo Posse, del Director General de Deportes José M. Goyanes, autoridades de la Prefectura Naval Argentina, del Club de Veleros San Isidro y del Club de Pesca y Náutica Las Barrancas.

Luego de la premiación se cerró la noche con un gran asado, nuevamente el exquisito Vino Almahuar, la infaltable Coca-Cola, buena música y una noche de verano.

La organización agradece el apoyo de los sponsor Power Ade, Almahuar Vinos, FDN artículos deportivos, Hotel Río Laura Resort y a sus auspiciantes El Ojo Náutico, Rumbo a la Cruz del Sur, Sí Deportes, Sailors Weekly, Revista Timoneles, Namastek soluciones informáticas y Air Movie.


(FUENTE: Fernando Umbides – prensa CVSI – FOTOS: prensa CVSI)

Deja un comentario