En San Isidro se realizan trabajos de dragado que benefician a la actividad náutica

El intendente Gustavo Posse recorrió el canal de acceso al puerto de San Isidro en donde la Federación de Clubes Náuticos local realizó mejoras para la navegación en el Río de la Plata.

Cada vez que se producía una bajante en el canal de acceso al Puerto de San Isidro se condicionaba la navegación y la actividad náutica en general. Para resolver esta problemática, la Federación de Clubes Náuticos de San Isidro realizó obras de dragado y limpieza que permitieron incrementar la profundidad y lograr los niveles de navegabilidad necesarios.

El jefe comunal recorrió el canal donde se quitó exceso de barro, arena y troncos que dificultaban la navegación, produciéndose incluso la varadura de las embarcaciones. “Este trabajo de infraestructura con la Federación garantiza el acceso al puerto para los clubes y navegantes y es importante porque se beneficia la industria náutica, que es muy importante en San Isidro”, afirmó Posse.

Tras un mes de obras, se logró llevar el nivel del río de 60 centímetros a más de dos metros de profundidad. Desde la Federación contaron que se utilizaron dragas para sacar todo el refulado que obstruía el canal. Esa limpieza del sedimento generado por las bajantes y subidas del río, ahora permite la navegación deportiva, de la Prefectura Naval Argentina y el acceso al puerto.

Al caer la altura del agua a 60 centímetros, uno de los perjudicados eran los habituales veleros que son utilizados por los socios de los clubes. “Normalmente cuando se entraba se veía que había agua, sin embargo, la profundidad se reducía notablemente impidiendo que los veleros puedan navegar por su calado y se producían varaduras”, señaló Francisco José González Mazza, representante de la Federación de Clubes Náuticos de San Isidro, a lo que completó: “Siempre tenemos la colaboración del Municipio para el drenaje de los sedimentos. La arena que se saca es reutilizada en el hipódromo y en distintos espacios deportivos”.

(TEXTO Y FOTO: Prensa Municipalidad de San Isidro)

Quedó inaugurado el primer sector del Parque Público del Puerto en San Isidro

El Municipio de San Isidro inauguró el primer sector del Parque Público del Puerto de San Isidro. Se trata de un espacio verde de diez mil metros cuadrados, en donde se plantaron 150 árboles autóctonos de 25 especies diferentes. Además se construyó una ciclovía y una senda aeróbica que corren en forma paralela y unirán todo el parque.

“Desde el primer día que la Provincia nos cedió el Puerto, siempre acordamos con los vecinos en que esto sea un espacio público para fomentar la vida al aire libre, hacer deporte y continuar la recuperación del frente del Río de la Plata. Esta es la primera muestra de cómo va a quedar la totalidad de las siete hectáreas del parque”, afirmó el intendente Gustavo Posse ante la presencia de vecinos, funcionarios municipales, concejales y alumnos de colegios sanisidrenses.

Con la creación de nuevos caminos, el Municipio continúa con las obras del Parque Público en el Puerto. El subsecretario de Planeamiento Urbano, Diego Augusto, explicó que se hizo una ciclovía y una senda aeróbica, de dos metros de ancho y hecha de un material amigable para quienes la utilicen para trotar, que luego unirá todas las actividades del parque para disfrutarlo en su totalidad.

“Ahora avanzamos con la construcción del tablestacado, que es la defensa estructural de toda la zona de la rambla que tiene el puerto, y la construcción de una rotonda  y nuevos asfaltos en el triangulo conformado por las calles Tiscornia, Primera Junta y Mitre”, agregó.

Bárbara Gasparri, directora de Ecología y Biodiversidad, contó que las plantas nativas traerán gran variedad de especies de fauna asociada, como picaflores y mariposas. “Este es un punto importante de biodiversidad que conecta con otras zonas”, enfatizó. 

Algunos de los ejemplares que se plantaron son: curupí, sauce criollo, anacahuita, palo amarillo, chal chal, palmera pindó, algarrobo blanco, espinillo, ceibo, tarumá, entre otros. “Alumnos del San Juan el Precursor, hoy aquí presentes, nos ayudaron a realizar esta plantación”, contó Gasparri.

“Estoy viviendo este día con mucha alegría porque realmente queríamos que esto sea lo que es: un parque para todos. Tenemos que tener conciencia ecológica y cuidarlo”, remarcó Juliette Massouh, vecina de la zona.

“Me da felicidad que hayan puesto plantas autóctonas en este nuevo espacio. Felicito por lo que han hecho, quedó bárbaro”, concluyó Julie Fortabat, del Bajo de San Isidro.